Obras del teleférico afectan en Galipán

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email
Share on print

Vecinos de Galipán denuncian que las obras del Sistema Teleférico Litoral (Waraira Repano – Macuto), que ejecutan desde hace tres años la empresa Venezolana de Teleféricos (Ventel), adscrita al Ministerio del Turismo, han afectado sus viviendas, así como sus siembras de flores y agricultura.

Durante un recorrido realizado por el equipo de Últimas Noticias a la zona, Luciano Pérez, uno de los perjudicados, acusó a la empresa de irresponsable por no terminar la construcción, lo que causó daños en su terreno. Por eso exigió una indemnización por el deterioro de su propiedad.

“Aún estoy esperando que me cumplan con lo que me prometieron. Ellos han seguido haciendo la obra de las estaciones en otras parcelas, pero conmigo se han hecho de la vista gorda”, indicó.

Explicó que desde sembradíos de flores, ají, cambures, pinos ornamentales y toronjil hasta pozos sépticos, fueron destruidos mediante la construcción de las estaciones del sistema.

Asimismo, manifestó que la vía hacia su casa ha sido totalmente destruida por las lluvias. “Al caer el aguacero, se forma un hueco que se llena de agua y eso es producto del paso constante de camiones, al inicio de las obras y reparaciones”.

La comunidad indicó que algunas de las afectaciones materiales que está ocasionando la obra civil son: daños severos a casas, deterioro pronunciado de vías principales e internas del poblado, corte de cultivos en plena producción y devastación de huertos agrícolas, robo a viviendas y sembradíos, entre otros.

Desde un principio habitantes de Galipán no se negaron a la realización de trabajos del teleférico. “Sabemos que esto es un Parque Nacional y es zona turística, pero la empresa Ventel prometió que si nos derribaban una casa, de inmediato nos iban a solucionar y hasta entonces no nos han traído ni un ladrillo”, expresó una habitante de la zona.

José Luis Marín, propietario de La Hacienda Vieja, dijo que la contrucción destrozó su vivienda por completo. “Tuvieron que demoler toda mi casa, porque justamente ahí tenía que pasar el teleférico y debían realizar la construcción de la torre del sistema de cableado lo antes posible”.

Aseveró que actualmente sufren las consecuencias de la demolición, puesto que es una hacienda para turistas y al ver la edificación, estos se abstienen de visitar el sitio.

“Hemos perdido a muchos turistas por esa edificación que prácticamente nos quita el prestigio que teníamos antes. Vivíamos de nuestra hacienda, ahora han bajado los visitantes”, aseguró Marín.

Entre las 12 familias afectadas por la construcción de la obra de Ventel se encuentran, Felipe Díaz, Robert Hidalgo y Martha Piñero, quienes también piden que la compañía les resuelva los problemas lo antes posible.

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email
Share on print