Últimas Noticias Logo

Caracas, 28-05-2016
Iniciar sesión| Registrarse


Sucesos | 09-03-2014 12:55:00 p.m.
Sin pistas ni rastros del homicida de estudiante Geraldine Moreno
La noche del 19 de febrero la joven fue mortalmente herida con un disparo a quemarropa tras caerse en el pavimento y ser alcanzada por un uniformado. El hecho ocurrió en Carabobo
Compartir vía email Agrandar letra Disminuir letra

cantidad_comentarios 8194 lectura(s)


 
Compartir en Facebook


El asesinato ocurrió durante una de las protestas realizadas en Carabobo (Créditos: Gustavo Rodríguez)

Gustavo Rodríguez|ÚN-. Valencia. 15 días después de haber fallecido la estudiante universitaria Geraldine Moreno Orozco por un disparo de escopeta en su rostro durante manifestaciones, sus familiares aún aguardan a que el Ministerio Público identifique e impute al Guardia Nacional autor del crimen, cuyo caso fue divulgado por diferentes medios de comunicación del mundo.

La noche del 19 de febrero pasado la joven estudiante de 5to semestre de la carrera de Citotecnología de la Universidad Arturo Michelena, fue mortalmente herida con un disparo a quemarropa tras caerse en el pavimento y ser alcanzada por un uniformado. Las protestas nocturnas se desarrollaban en el sector Tazajal del municipio Naguanagua. Durante tres días agonizó en una clínica privada hasta que los médicos confirmaron su deceso.

Desde entonces los vecinos de las residencias Bayona Country no han dejado de protestar para exigir justicia. “A mi esposo le han dicho que tenga fe y que pronto le informarán de los resultados. Yo soy un tanto escéptica. Me han entrevistados desde distintas cadenas internacionales de noticias, pero las televisoras de Venezuela y los periódicos no dicen ni publican nada.
Ustedes saben del problema de la censura de prensa, pero confío mucho en Dios”, dijo la señora Rosa María Orozco, madre de la infortunada estudiante quien no se aparta de su altar ni de sus santos.

La señora Orozco dijo que las autoridades disponen de siete testigos y que además el integrante del batallón que asesinó a su hija estaba acompañado de otros seis militares. “Me han dicho que ese caso no es muy difícil de resolver. Yo estoy dedicada otras cosas y mi esposo se encarga de ir todos los días a la Fiscalía. Le informan que el caso está avanzado, pero es lo que ellos dicen”, comentó la atribulada madre quien admite que sólo confía en Dios.

“A mi esposo le dicen todos los días que el caso está bien aclarado, pero no veo nada. Ellos están demasía presionados, porque el horrendo crimen de mi hija es diferente a otros casos”, señaló. El disparo que le quitó la vida a la hermosa estudiante universitaria le provocó severos daños cerebrales, pues los perdigones le desorbitaron el globo ocular derecho, le produjeron fractura de la región frontal del cerebro y los proyectiles ingresaron hasta su cerebro donde le produjeron irreversibles daños. Abogados privados y del Foro penal Venezolano se mantienen a las investigaciones. Los asesores legales de la familia de Geraldine Moreno disponen de fotografías, videos y otras demoledoras evidencias para identificar al autor del asesinato.




Publicidad


Publicidad


Publicidad


Publicidad


Publicidad


Publicidad