Últimas Noticias Logo

Caracas, 26-05-2016
Iniciar sesión| Registrarse


Sucesos | 01-02-2016 07:03:00 a.m.
Código Policial | Sin estadísticas
La deserción escolar ha ido en ascenso en la mayoría de los barrios del país, pero no estoy seguro si las autoridades educativas tienen conciencia de esa grave situación
Compartir vía email Agrandar letra Disminuir letra

cantidad_comentarios 1228 lectura(s)


 
Compartir en Facebook


OPERATIVO DE SEGURIDAD (Créditos: AVN)

ÚN | Willmer Poleo Zerpa.- No tengo acceso a las estadísticas, pero es obvio que la cantidad de presuntos delincuentes que han resultado muertos en tiroteos con organismos de seguridad en los últimos seis meses, superan con creces los abatidos en por lo menos los últimos cinco años. 

Necesariamente tiene que ser así, porque el carácter criminal de la delincuencia también ha venido en aumento e incluso esa decisión de atacar a los funcionarios policiales es novedosa en los anales policiales. Anteriormente era la excepción, ahora parece ser la regla y ante esa decisión, las autoridades deben tener respuestas. 

El problema es que se crea que con esa política se va a superar el problema de la delincuencia, que ese es el secreto para acabar con el hampa. 

La deserción escolar ha ido en ascenso en la mayoría de los barrios del país, pero no estoy seguro si las autoridades educativas tienen conciencia de esa grave situación; ese es el caldo de cultivo del hampa, pues allí se va formando la generación de relevo. Hace bastante rato que el hampa le ganó la batalla al Estado y a la familia en el copo de los cerros. 

Niños de diez, once y doce años ya están colaborando con los malandros y las niñas sueñan con empatarse con un malandro que las provea de recursos económicos y status dentro de la barriada. Ahora bien, el gran problema, y por ende, la gran solución está fuera del barrio; está en los centros penitenciarios del país. Tanto, que es impensable hablar ahorita de una posible solución al problema delictivo sin tener en cuenta la variable carcelaria. 

Es en la cárcel donde se terminan de formar los delincuentes, es en la cárcel sonde se aprenden las técnicas más despiadadas de la criminalidad, es en la cárcel donde se planifican y se ordenan los delitos más atroces e, incluso se emanan las directrices hacia cada uno de los barrios. 

Lo primero es clasificar al preso, aislarlo y que sólo tenga roce con sus compañeros cuando vayan a hacer deportes, a comer o a realizar alguna actividad. Cero celulares, hay que bloquear las señales. Las visitas deben ser restringidas a su círculo más íntimo (padre, madre, hermanos, hijos, abogados) y ordenadas, es decir, deben tener una duración determinada de tiempo y días específicos, como funcionan en la mayoría de los países del mundo. El contacto físico entre funcionarios y reclusos debe ser mínimo. El prisionero cometió un delito y debe pagar por su error, ¿en condiciones dignas? Si; ¿en cárceles humanizadas? Si, pero no debe ser premiado. Los más peligrosos deben ser albergados en una cárcel especial, de ser posible dentro de una instalación militar.

Ejercicio. Ayer propuse por Twitter un ejercicio y que todo aquel que deseara darle retuit debía proponer una idea-solución contra la inseguridad- Una lluvia de ideas, que, espero pueda servir para algo. Veamos algunas de las respuestas: mayor patrullaje, activación permanente de la OLP, desarme de las cárceles las bandas y los malandros, que los militares no vendan armas y balas a los choros, menos blandenguería, , educación y promoción de valores, adecentar todas las policías, equipar a las policías con vehículos y armas, codificación de las balas entregadas a cada funcionario y establecer responsabilidades, pena capital, cadena perpetua y trabajos forzados, alcabalas y vigilancia dentro de los barrios.



Noticias relacionadas con: Código Policial | Sin estadísticas
  • Aún no hay contenido relacionado a esta noticia.



ATENCIÓN. No se permite la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o cualquier contenido que infrinja lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Antes de escribir tus comentarios lee las Normas de Participación en ÚN.


 

Publicidad


Publicidad


Publicidad


Publicidad


Publicidad


Publicidad