Últimas Noticias Logo

Caracas, 29-05-2016
Iniciar sesión| Registrarse


Regiones | 11-02-2016 06:00:00 a.m.
Fotos| Pescadores enterraron a la sardina entre pitos y disfraces
El Diablo, el Cura y las viudas pusieron el tono jocoso de la tarde
Compartir vía email Agrandar letra Disminuir letra

cantidad_comentarios 1178 lectura(s)


 
Compartir en Facebook


Las “viudas” desesperadas corrían por las calles (Créditos: Cirilo Hernández)

Elízabeth Cohen O.- Desde temprano los naiguatareños se preparaban para salir a la tradicional parranda del Entierro de la Sardina. Las “viudas” se arreglaban y peluqueaban para lucir lo más elegantes posibles durante el “velorio”.

José Avilán y Ramón Quintero celebran desde hace 46 años el entierro. Estaban al frente de las “mujeres” que este año aumentaron en número. Félix Rodríguez, fundador del Entierro de la Sardina, es una de las “viudas” con más tiempo.

“Aquí todos son muy machos. Es requisito indispensable para ser ‘viuda’ y que sea mayor de 18 años para que no haya problemas posteriormente”, dijo uno de los organizadores. Y es que la esencia de estos personajes es su forma grotesca de imitar a las féminas, causando risas y burlas entre los presentes.

Pelucas, pintura de uñas, laca, rollos, pestañas postizas, tacones y trajes negros de fiesta rodaban por el lugar donde se concentraron para iniciar el recorrido.

Entre ellos se paseaban el Diablo, personificado por Kotufa, quien es la cuarta generación del personaje. Dice que ahora delegará el papel a su nieto Xavierito, de 8 años, y por eso desde el año pasado lo acompaña.

El cura, representado por Juan José Montes, fundador de la tradición, ayer daba las directrices a las nuevas “viudas” que se incorporaron este año.

A las 2 pm salió el entierro, con el empalado de la sardina, el cura a la cabeza y los seguidores. Entre los personajes que aparecieron este año estaba “El Chapo Guzmán”, quien encabezaba la parranda.

La “reina” electa este año, Raymer “El Chino” Basalo, lució sus mejores galas para desfilar por todo el pueblo.

Como todos los años, la tradición es esperada por los pobladores del Litoral, pero no hubo tanta participación de disfraces y comparsas como en otros años. Sin embargo, se arrimaron al recorrido, médicos, grupos de safari, negritas, negritos, caníbales y algunos hombres con prendas femeninas.

El entierro recorrió todo el pueblo de Naiguatá, bajo el compás de la parranda de La Sardina de Naiguatá que, con su música, alegró este último día de Carnaval.

Al final, el sancocho a la orilla del mar, las bebidas espirituosas y la alegría despidieron al Rey Momo hasta 2017.

4986dcb3fc34469abd193d64c11e4fb6.jpg
La comparsa de los caníbales es una de las más esperadas. Cirilo Hernández

e064bb92acaa43c8a379f3f423ee1c40.jpg
Todos ayudan al cura a vestir su sotana. Cirilo Hernández

888aa6f61b26444c87e30288abb67781.jpg
Cuarta y quinta generación de Diablos del Entierro de la Sardina. Cirilo Hernández

37edcfd4dc1341f4b0491f1635d2ac84.jpg
Las "viudas" reunidas reciben las últimas instrucciones antes de salir al ruedo. Cirilo Hernández

a9b44751d3f640c0b55ba9ade594f2e4.jpg
El artificio donde llevan a la sardina hasta el mar, preparado por los mismos pescadores. Cirilo Hernández

71cb1c89044149c5ad3c0300c21d1de9.jpg
El palenque rodea de vituallas a las sardina. Cirilo Hernández


ecohen@grupo-un.com

Noticias relacionadas con: Fotos| Pescadores enterraron a la sardina entre pitos y disfraces


ATENCIÓN. No se permite la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o cualquier contenido que infrinja lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Antes de escribir tus comentarios lee las Normas de Participación en ÚN.


 

Publicidad


Publicidad


Publicidad


Publicidad


Publicidad


Publicidad