Últimas Noticias Logo

Caracas, 26/11/2014
Iniciar sesión| Registrarse


POLÍTICA | 26/04/2012 10:48:00 a.m.
Libro denuncia irregularidades en frontera colombo-venezolana
La ONG colombiana Nuevo Arco Iris presentó un escalofriante informe sobre los más de 2 mil km que comparten ambos países

Libro denuncia irregularidades en frontera colombo-venezolana
Infobae.- El libro se llama La frontera caliente entre Colombia y Venezuela. Está editado por Random House Mondadori y fue presentado en la 25ta Feria Internacional del Libro de Bogotá. En sus páginas se recopilan más de un año y medio de investigaciones. Mucho trabajo de campo, de ambos lados de la frontera. En esos 2.200 kilómetros viven cerca de 7 millones de personas. En ese territorio los cárteles narcos mexicanos, los grupos guerrilleros de las FARC y el ELN y los policías corruptos parecen moverse con comodidad.

El documento asegura que La frontera se convirtió en una "zona de guerra y en un baluarte de la ilegalidad y la impunidad" donde bandas criminales, guerrilleros y narcos ejercen violencia. "La reconfiguración criminal compromete no solo a estructuras binacionales, sino también a estructuras trasnacionales como las mexicanas y dominicanas que se disputan palmo a palmo la frontera", advierte la ONG.

El editor del informe, Ariel Ávila, explicó que anualmente se contrabandean un millón de barriles de gasolina desde Venezuela hacia Colombia. Ese mercado ilegal supone unos 500 millones de dólares en ganancias para los grupos armados ilegales. Además, confirmó el tráfico cocaína, así como actividad de las guerrillas y los paramilitares.

En el 2004, Venezuela promovió la documentación de más de dos millones de colombianos y eso "permitió que una gran cantidad de testaferros del narco, del 'Bloque Norte' de las AUC (Autodefensas Unidas de Colombia) pasaran a Venezuela. También se registraron guerrilleros de las FARC y el ELN", reveló Ávila. "El conflicto interno colombiano llegó a Venezuela y Venezuela no tiene la institucionalidad como para combatirlo", agregó.

Según la ONG colombiana, el descontrol se agravó en 2007: "En ese año, ante la necesidad de replegarse en Colombia hacia la frontera por la acción oficial interna y en medio de conflictos políticos entre Caracas y Bogotá, las bandas se movilizaron hacia esa área limítrofe".

Además, en el informe se denuncia la inacción venezolana. Es que "en medio de las tensiones entre el oficialismo y la oposición en Venezuela, ambos bandos buscaron contactos con guerrilleros y paramilitares y eso se les salió de las manos, al punto que ahora esos grupos ilegales actúan por su cuenta en medio de la corrupción de cuerpos policiales y militares", explicó León Valencia, director de Nuevo Arco Iris.

El libro tiene tres capítulos, de acuerdo a las dinámicas de cada territorio: Arauca-Apure, Norte de Santander-Táchira, y Cesar-La Guajira-Zulia. En cada uno se desarrolla el contexto histórico del conflicto armado y luego describe la situación actual de los grupos armados ilega­les. También presenta el impacto del conflicto sobre la población civil y, por último, estudia las economías legales-ilegales que se desarrollan en la región.

Para Nuevo Arco Iris la situación se salió de control para los dos Gobiernos. Ni el del venezolano Hugo Chávez, ni el del colombiano Juan Manuel Santos logran contener el dominio territorial del crimen organizado o la connivencia policial. "Las dinámicas en la zona de frontera tienen explicaciones más cercanas a lo que sucede a nivel local, y no tanto a las directrices nacionales de ambos gobiernos. Ambos Estados en los últimos 12 años, aunque también lo mostraron antes, han tolerado y mantenido un statu quo que permitió la consolidación de redes criminales, de tal forma que ninguno de los gobiernos -pero sobre todo el venezolano- controla lo que sucede en la zona de frontera", denuncia.




Publicidad


Publicidad


Publicidad


Publicidad


Publicidad


Publicidad