Últimas Noticias Logo

Caracas, 21/10/2014
Iniciar sesión| Registrarse


MUNDO | 18/08/2012 02:02:00 p.m.
Extranjeros y chicos de 16 años podrían votar en Argentina
La oposición dice que el proyecto busca prolongar la permanencia del gobierno en el poder con la captación del voto de los jóvenes y los inmigrantes

Extranjeros y chicos de 16 años podrían votar en Argentina
ÚN | AP.- Los extranjeros y jovenes de 16 años podrían votar en Argentina en las próximas elecciones dada una propuesta del gobierno que añadirá tres millones de votantes al padrón electoral y que favorecerá probablemente al partido de la presidenta Cristina Fernández.

La iniciativa, que entusiasma a cientos de miles de inmigrantes que vinieron este país en busca de un futuro mejor, haría de Argentina la nación grande con leyes más permisivas en torno al derecho al voto de los extranjeros.

``Para mí es algo importantísimo. Somos muchos los que estamos en Buenos Aires'', declaró Karen González, una niñera. ``Yo llevo más de 20 años acá. Amo a la Argentina. Soy paraguaya y amo a mi país también, pero le debo muchas cosas a Argentina y quiero votar''.

Al reducir la edad para votar hasta los 16 años, Argentina se uniría a un selecto club de naciones que consideran que los jóvenes que apenas se afeitan pueden elegir a sus gobernantes, entre ellas Austria, Brasil, Cuba y Nicaragua. En la mayoría de los países hay que tener entre 18 y 21 años para votar.

En relación con el voto extranjero, Argentina quedaría por delante de todos, con excepción de Nueva Zelanda, que permite el voto de los extranjeros con sólo un año de residencia.

``Nueva Zelanda es el más liberal, pero tienen muchos menos residentes extranjeros. Lo de Argentina sería mucho más significativo'', comentó David Earnest, experto en ciencias políticas y en leyes electorales internacionales.

La aprobación de la iniciativa está casi asegurada, dado que los aliados del presidente gozan de una cómoda mayoría en el Congreso y no se requieren enmiendas constitucionales.

Si se reduce la edad para votar a los 16 años se incorporarán dos millones de votantes al padrón electoral, ampliando el electorado un 10%. La votación sería opcional para las personas de 16 y 17 años.

Mauro Eichmann opina que sus compañeros de la escuela secundaria no están preparados para votar.

``No tenemos la edad suficiente para decidir quién debería dirigir el país'', declaró el muchacho, quien cumplió 16 años en marzo y está estudiando economía y administración de empresas. ``Sé que hay muchos chicos que son buenos pero hay muchos que no son capacitados todavía''.

En la capital argentina los adolescentes no pueden manejar ni comprar alcohol hasta que tienen 18 años, pero Francisco Schkolnik, de 16 años, estudiante de humanidades, considera que sus coetáneos deberían poder votar.

``Eso incentiva la participación de los jóvenes en la política'', opinó.

Pocas democracias admiten el voto extranjero. Chile lo permite cuando lleva al menos cinco años de residencia, Uruguay luego de 15. Australia permitía el voto a extranjeros, pero acabó con esa práctica. Otros países permiten el voto de los extranjeros de ciertas nacionalidades o acaudalados.

Hay naciones que se van al otro extremo: en Kuwait, por ejemplo, ningún ciudadano naturalizado de menos de 50 años puede votar antes de cumplir 20 años como ciudadano.

La oposición dice que el proyecto busca prolongar la permanencia del gobierno en el poder a partir de la captación del voto de los jóvenes y los inmigrantes. Un informe sobre la iniciativa, publicado por el diario opositor La Nación generó más de 1.700 comentarios, la mayoría contrarios al proyecto, esta semana. Muchos tenían un tinte racial y daban a entender que la sensibilidad europea de los argentinos había sido dejada de lado por un experimento populista.

``Es un absurdo total'', expresó Vicente Rojas en su blog antigubernamental Código Rojo. ``Todos sabemos hacia dónde se dirige una pretendida norma que seguramente intentará mostrarse como latinoamericanista, integracionista y recurrirá a imágenes poéticas, cuando en realidad sólo busca la continuidad del actual gobierno y si es posible de la actual presidente Cristina Fernández de Kirchner''.

El último censo dijo que 1.806.000 personas de los 40 millones de habitantes de Argentina son extranjeros. Representan el 4,5% de la población, un porcentaje muy inferior al de principios del 1900, cuando casi uno de cada tres habitantes de Argentina venía de Europa.

El censo de 2010 dijo que el 77% de los inmigrantes vinieron de países vecinos, en particular Paraguay, seguido por Bolivia, Chile, Perú, Uruguay y Brasil. La mayoría viven en el conurbano de Buenos Aires. Los recién llegados tienden a radicarse en barrios marginales o sectores pobres donde el ala izquierda del peronismo gobernante tiene fuerte apoyo.





Publicidad


Publicidad


Publicidad


Publicidad


Publicidad


Publicidad