Últimas Noticias Logo

Caracas, 02/09/2014
Iniciar sesión| Registrarse


MUNDO | 16/05/2012 02:51:00 p.m.
Escritores venezolanos opinan sobre Carlos Fuentes
Varios escritores venezolanos se pronunciaron sobre la muerte de uno de los creadores literarios más importantes del siglo XX. Las sentidas impresiones son una muestra del respeto que durante años se ganó el mexicano en todo el mundo

Escritores venezolanos opinan sobre Carlos Fuentes
El autor falleció en la Ciudad de México (Creditos: AP)
SERGIO MORENO GONZÁLEZ / SONIA HERNÁNDEZ.- La repentina muerte del escritor mexicano Carlos Fuentes tomó por sorpresa a todos en el mundo. Quizás por la presencia activa de sus letras, por la voz que siempre alzó sobre temas polémicos, o por esa lucidez que no perdió hasta su despedida. Hoy, varios escritores venezolanos se pronunciaron sobre la pérdida de esta importante figura del siglo XX, quien comparte un merecido lugar en el llamado “boom latinoamericano” junto a Julio Cortázar, Gabriel García Márquez y Mario Vargas Llosa.

Eduardo Liendo. (“El mago de la cara de vidrio”, “El round del olvido”, “El último fantasma”) 

Carlos Fuentes fue un Escritor a carta cabal, en el sentido más integral del término, un humanista, demócrata, polígrafo novelista, periodista, conferencista polémico. Estuvo activo hasta ahora, de esa gente que muere con la pluma en la mano. Algo que se sabía era que no utilizaba mucho la computadora como instrumento sino continuaba con su máquina de escribir, a la manera artesanal. 

Lo califico como el cuarto mosquetero, entendiendo a los otros tres García Márquez, Vargas Llosa y Cortázar. Ellos hicieron un aporte significativo a la literatura latinoamericana no sólo como autores sino que promocionaron la literatura latinoamericana en todo el mundo. A partir de ellos se puede decir que adquirió un primer plano. Autores como Carpentier o Borges empiezan a figurar por el fenómeno de estos escritores, conocido como el boom. 

Carlos Fuentes fue además muy polémico, porque era un escritor de principios, pero siempre sustentados en los valores de la democracia, que defendió en todos los países que visitó, no sólo en México. Siempre estuvo con las causas más nobles.

Leonardo Padrón. (“Crónicas de la Vigilia”, “Los Imposibles”)

Carlos Fuentes fue uno de los gigantes narrativos de la literatura latinoamericana. Uno de los miembros más notorios de lo que se llegó a llamar el boom latinoamericano. Aunque he de confesar que no estaba entre mis escritores favoritos, no dejo de reconocer su valía y la de su discurso narrativo en eso de posicionar las letras latinoamericanas en el mundo, con un inmenso vigor y un nuevo rostro. Uno de sus rasgos más destacado era su manera de leer a su país y a Latinoamérica. Hace poco leí La gran novela latinoamericana y creo que tenía mucho que dar, estaba muy lúcido. En silencio volví a aplaudirlo. Es un golpe en el costado literario latinoamericano, en uno de sus costados más valiosos.

Eduardo Sánchez Rugeles. (“Blue Label”, “Transilvania unplugged”, “Liubliana”) 

Un gran referente de la literatura latinoamericana del siglo XX, una pérdida muy sentida para las letras. Es un autor que continuaba con su producción literaria. De hecho, el año pasado hubo una polémica por el ensayo que publicó sobre la novela latinoamericana. Carlos Fuentes era, sin duda, una figura de autoridad, autor fundamental junto a Vargas Llosa, Cortázar y García Márquez. La “Muerte de Artemio Cruz” fue una obra que leí con mucho afecto, pero no estaba entre mis escritores favoritos. Fue un autor esencial de la antología latinoamericana.

Norberto José Olivar. (“Un vampiro en Maracaibo, “Cadáver exquisito”)

En un buen sentido, creo que el mundo de las letras no ha perdido con la muerte de Fuentes, pues allí están sus libros, su obra, que sin duda, llenó un vacío histórico, que fue constructora de una buena parte de nuestra identidad latinoamericana y que respondió a su tiempo. Creo que Carlos Fuentes es la viva imagen de México, no me viene a la mente un escritor que represente más a una nación que él. Novelas como “Aura”, “La región más transparente”, “La muerte de Artemio Cruz” y ese relato extraño, mágico, que es “Vlad”, son apenas la punta de iceberg de su aporte a la narrativa de nuestro continente y de la literatura universal. 

Fuentes tenía una sólida conciencia planetaria, sus ensayos, sus artículos de prensa reflejan con claridad su capacidad de análisis y su fuerte carácter latinoamericano en medio del escenario internacional. México no era el mundo para Fuentes, pero lo mira desde allí, no importa en qué planeta estuviera viviendo Carlos Fuentes, siempre fue un "latino-méxicano-sideral" del que debemos sentirnos orgullosos. La influencia de Fuentes, para bien y para mal, es incuestionable en las generaciones actuales de escritores. La verdad, no creo que Carlos Fuentes haya muerto. Basta con abrir sus libros.





Publicidad


Publicidad


Publicidad


Publicidad


Publicidad


Publicidad