Nina Sicilia: Soy más útil aquí, ningún país ha cerrado y apagado la luz

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email
Share on print

A Nina Sicilia el amor por su país la ha mantenido en casa, trabajando y luchando por lo que quiere. A pesar de que entiende a quienes han decidido salir, los llama a no cerrarle la puerta a la idea de volver, y es que para ella son muchas las maneras de continuar en esta experiencia de la cual será posible obtener lo mejor de cada uno y de todos. Ese ejemplo lo pone hoy en práctica desde la Organización Miss Venezuela.

—¿Has tenido la oportunidad de irte de Venezuela?
—Sí, sin embargo, la decisión personal y familiar ha sido quedarnos. Sentimos que es un compromiso seguir trabajando desde aquí.

—¿Por qué no tomar ese “tren de
oportunidades”?
—Yo siento que en este momento soy más útil desde aquí, además, como es público y notorio, desde hace un año y algunos meses tengo una responsabilidad que siento que va mucho más allá del mero objetivo de elegirle una reina a Venezuela. Siento que el proyecto Miss Venezuela va más allá, tiene un objetivo, un propósito más amplio y va perfectamente alineado con lo que queremos que sea la mujer venezolana: que se vea y se sienta hermosa, importante e inteligente. Sobre todo, buscamos enseñarla a quererse a sí misma, y eso me compromete a seguir desde aquí, recorriendo ese camino y abonando ese terreno para ver frutos.

—Muchos alegan que aquí no hay futuro. ¿Hay luz al final del túnel?
—Sí, absolutamente. Los países no desaparecen, los países viven circunstancias, algunos muy bollantes, pero nadie puede decir que ningún país en la historia ha cerrado y apagado la luz; por lo tanto, con absoluta certeza, sí, hay una luz al final del túnel, hay una luz en todo ese camino que todavía nos queda por recorrer.

—¿Qué le dices a quienes no ven la luz?
—Que no se cierren a la posibilidad de volver aunque no sea fácil. Los que salieron y comenzaron a echar raíces en otro lugar, va a ser difícil que vuelvan a desprenderse de esos afectos que generaron fuera, es complejo, pero si algo pudiera recomendar, es que no se cerraran a la posibilidad de volver con la frente en alto, y sé que es el anhelo de muchas familias, verlos regresar para que juntos formemos parte de ese maravilloso pueblo, que estoy segura nos va a sacar adelante.

—¿Desde el Miss Venezuela animan al venezolano a quedarse?
—El Miss Venezuela tiene una tarea de responsabilidad social que muchas veces no se publicita lo suficiente pero que está presente en su esencia, como parte de su identidad, de su narrativa y nada mejor que estar aquí con los pies en Venezuela para poder avanzar en ese camino.

—¿La cultura y el entretenimiento sirven como linterna para el camino?
—Siento que sí, es una responsabilidad que tenemos. Es un compromiso guiar a los jóvenes que por alguna razón no pueden salir o no quieren irse, es una responsabilidad enseñarlos a ser creativos y resilientes, y lo que no es menos importante, enseñarlos a administrar los recursos que estén a su alcance para tratar de optimizar las actividades, y aunque sea de a poquito, ir alcanzando metas. Es nuestro deber el hacerles sentir que el trabajo, el esfuerzo y la disciplina siempre van a tener resultados positivos.

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email
Share on print