Su caridad y fe lo llevan a beato

El beato José Gregorio Hernández llegó a convertirse en el santo de los pobres. Combinó su profesión de médico, docente e investigador, con su fe católica, caridad y actitud al servicio de la gente, especialmente de los más necesitados

Publicidad
×
Publicidad
×
Publicidad
×