Harden decidió y Houston tomó ventaja de 2-1

Un triple a falta de 49 segundos para el final de la prórroga de James Harden sentenció la victoria de los Houston Rockets 126-121 ante los Golden State Warriors, recortando también las distancias (2-1) en las semifinales de la Conferencia Oeste de la NBA.

En duelo estelar entre Harden y Kevin Durant, el escolta de los texanos lideró el triunfo de los suyos con 41 puntos, nueve rebotes y seis asistencias, neutralizando la espectacular velada del alero de los Warriors, que se marchó cabizbajo a pesar de sus 46 tantos.