Jefe de Estado autorizó a la Milicia a incorporarse a la distribución CLAP

El Jefe de Estado, Nicolás Maduro autorizó a la Milicia Nacional Bolivariana para incorporarse directamente en la distribución de los CLAP durante una jornada de producción de en el sector agrícola.

“Revolución alimentaria, revolución productiva”, esta decisión viene luego de expresar que la producción nacional ya no es un lujo que nos podemos dar. ¡O producimos los alimentos o producimos los alimentos, no tenemos opción!” aseveró el mandatario en una transmisión especial desde la Unidad de Producción “Cacique Yare”, en el estado Aragua.

El dignatario hizo un llamado a buscar caminos nuevos de solución de problemas, con la ciencia, la tecnología, para ir afinando este proceso de liberación e independencia.

Asimismo reactivó una planta procesadora de harina de maíz precocida en el estado Guárico, además de encabezar el lanzamiento del Plan Estratégico de Ensemillamiento Indo Campesino Comunal, con la consignada de “Sin Maíz no hay País”.

“Derrotaremos el bloqueo imperial de los EE.UU. produciendo y trabajando por la prosperidad de la Patria, en perfecta unión Cívico–Militar. ¡Imperio Ríndete! Aquí está el pueblo de Bolívar y Chávez luchando por su Libertad y su futuro”, concluyó el mandatario.

Bloqueo de EEUU retarda las cajas Clap

El bloqueo de Estados Unidos retarda la llegada de las cajas de alimentos a los hogares venezolanos, aseguró el jefe nacional de los Clap, Freddy Bernal, quien explicó la cadena de obstáculos que el gobierno sortea para traer la comida.
Precisó que de 10 navieras que traían los combos, quedaron dos, “ocho han sido sancionadas”. De manera que un Clap que se esperaba que llegara en un mes, ahora dura tres meses.

Agregó que los pagos ya no se pueden hacer directamente en dólares a México, sino hay que cancelar a través de un tercer país, de manera que un pago “que se ejecutaba en 20 días, ahora dura 45, 60 días”, dijo.
“Cuando se retarda el Clap, el culpable es Juan Guaidó, no Nicolás Maduro, porque el gobierno está haciendo el esfuerzo de llevar los alimentos”.
Informó que hay otro elemento interno y es el flete, “es casi insostenible pagarlo, vale más el flete que las cajas”.

Dijo que pagar un flete de Caracas a Táchira cuesta mil millones de bolívares “y lo que va adentro vale el 10%, es una locura”.
Afirmó que aunque el presidente Maduro ha dicho que el Clap hay que distribuirlo cada quince días, “ha sido imposible hacerlo”.
“No es posible por las sanciones económicas, el retardo de la llegada de los insumos y los mecanismos de distribución internos, pero el esfuerzo que sí se puede hacer y allí estamos en una batalla dura, se ha podido garantizar cada mes”.

Una víctima. Por su parte el canciller Jorge Arreaza condenó que EEUU cause sufrimiento al pueblo venezolano como una medida para tumbar al gobierno.
Esto en referencia a la denuncia del secretario del Consejo Nacional de Derechos Humanos, Larry Devoe, quien informó que el bloqueo cobró la vida de un niño de 6 años que requería un trasplante de médula ósea.
“El bloqueo económico y financiero ha impedido al Estado asegurar un suministro continuo de estos medicamentos especializados. Se impiden los pagos a proveedores y se congelan recursos destinados para tal fin”, subrayó Davoe.
Agregó que esas acciones han impedido transferir los recursos a la Asociación de Trasplante de Médula Ósea en Italia para asegurar el tratamiento de los pacientes.

Sanciones afectan repartición de los CLAP

El jefe nacional de los Comités Locales de Abastecimiento y Producción (CLAP), Freddy Bernal, indicó que motivado a la “Guerra criminal”, la propuesta de repartir la bolsa de alimentos cada quince días, es algo muy difícil debido al bloqueo económico que EEUU impone al país.

“La guerra criminal ha afectado también la distribución de los CLAP, las navieras que traían los alimentos desde México, de 10 navieras, quedaron 2, ocho han sido sancionadas”, indicó el funcionario.

Sostuvo que el pago de los alimentos ya no se puede hacer directamente en dólares a México, puesto que las transacciones deben hacerse a través de un tercer país, todo esto como consecuencias de las sanciones, por lo que un intercambio comercial que antes se realizaba en 20 días ahora se tarda 60 días.

Precisó que cuando se tarda el CLAP para las familias venezolanos, la responsabilidad es de Juan Guaidó. Finalizó asegurando que la imposibilidad de repartir la bolsa cada quince días, se debe a problemas logísticos y a las sanciones impuestas por el gobierno de Trump.

Niños de Zamora disfrutaron de una tarde llena de cultura y deporte

Una toma deportiva y cultural realizó la Alcaldía de Zamora, con el objetivo de fortalecer la cultura de paz y promover la práctica deportiva en la comunidad de Los Manguitos Sector Las Casitas.

Los jóvenes disfrutaron de una tarde llena de diversión, juegos, música y mucho deporte. La actividad se lleva a cabo junto a la comunidad que apuesta a la paz, a la integración y la práctica del deporte, llevando por parte de la juventud un mensaje paz y alegría.

Globo magia, pinta caritas, ginkanas, carreras de saco, juegos de ajedrez, prácticas de fútbol, voleibol y boxeo, fueron parte de las actividades de las que los más de 100 niñas y niños pudieron disfrutar durante toda la tarde que contribuyeron a promover el sano esparcimiento.

Entre las múltiples actividades realizadas se ofreció el servicio de peluquería completamente gratuito para los jóvenes, al mismo tiempo que los más pequeños pudieron degustar de refrigerios, una tradicional chica criolla y almuerzo.

Las actividades realizadas en esta localidad son el resultado del trabajo articulado entre el Instituto de la Juventud y la comunidad organizada representada por el consejo comunal y su Clap.

Beneficiadas 47 mil familias con los Clap en Mérida

A fin de garantizar la alimentación en los sectores populares de la capital merideña, el alcalde del Municipio Campo Elías, Simón Figueroa, ha venido realizando un trabajo de abordajes sociales comunitarios, a través de los Clap, con el apoyo del protector del estado, Jheyson Guzmán.

Desde hace un año aproximadamente se viene recuperando la entrega de las cajas de los Consejo Locales de Alimentación Popular, con una asignación cada tres semanas a las familias, llevando el bienestar social a las personas.

La atención, según el alcalde, se hace por prioridades a personas con discapacidad, mujeres embarazadas y adultos mayores. Hasta la fecha son 47.000 familias las beneficiadas en este municipio, que cuenta con 210 mil habitantes.

Dijo que, a pesar de las circunstancias por las fallas eléctricas logran dar cumplimiento a las líneas de acción del Presidente Nicolás Maduro para dignificar los merideños.

Todo bajo el acompañamiento de Somos Venezuela, Consejos Comunales, UBCH, Funda Proal y Ministerio de las Comunas.

Autoproclamado y limpio

Ladrando, como se dice. Aunque pernocta en hoteles 5 estrellas, según el contralor Amoroso, el autoproclamado se queja de no tener para comprar leche ni medicina. Tal precariedad le deja dos opciones: o le escribe a Bernal para que le entregue cada mes una caja Clap, o se va al puente donde dejó las gandolas mandadas por Trump y se aplica su autoayuda humanitaria.

La confesión de su menesterosa situación provocó sorna en los chavistas y estupefacción en la oposición. La “Venezuela decente” se declaró descongojada con su recién estrenado líder por ese inesperado afán de igualarse con la chusma y el perraje. Solo con los 100 millones de verdes aportados para la “transición” por EEUU y la UE, se puede salir de la inopia con algo de dignidad. Esto sin meter lo raqueteado en el concierto “Venezuela Aid Live”, mismo que al parecer se fue con la cabuya en la pata. Tal el fracaso.

A esto también se debe la histeria del misógino Bosé, quien insultó a la señora Bachelet como si ella tuviera que asumir la cuenta del fiasco musical. Pero dejemos esas notas disonantes y volvamos a la indigencia del pobre autoproclamado. El contralor Amoroso muestra la lista de hoteles “5 estrellas, papá”, como dice Guaco, donde el susodicho recuesta sus harapos. Y no es que no conoció la pobreza, como canta Jorge Negrete, pero desde que le entregaron las cuentas de Citgo –entre otras buruzas, dijera Rosales-, no es muy creíble que sufra por el lácteo y los remedios.

Es propio de los políticos igualarse con los de abajo después que están arriba. El Tigre Fernández lo antecedió en eso de la autoflagelación económica. Se fue con su esposa a un barrio de Caracas y durmió en un ranchito. Por la mañana le dieron una arepa “con olor a leña de otro hogar”. Esa noche selló su derrota porque el pueblo, aunque ellos lo duden, no es pendejo. Capriles se fue a comer “soapara” a Ciudad Bolívar. Borges prometió dar título de propiedad de las casas de la Misión Vivienda que dijo que no existían. Ramos Allup alardeó públicamente de su motor genital con su sorprendida cónyuge al lado. Y ahora el autoproclamado sale con que es sujeto de las cajas de Freddy y de la “ayuda humanitaria” con la que pensaba tumbar a Maduro.